Gaticornios

miércoles, 20 de noviembre de 2013

All I Wanted: And when the world treats you way too fairly...

1.
Hayley.

Trata de controlarte, Hayley-me ordené a mí misma-No le dejes ver el efecto que tiene sobre tí.

Respiré profundo, golpeteando mi pie contra el suelo con los brazos cruzados sobre el pecho. Seguro me veía como una mujer muy estresada que estaba a punto de explotar, y así me sentía. Mi corazón jamás había latido tan rápido, ni cuando...

-Dí lo que sea que tengas que decir y vete.-sentenció Taylor.

¿Eh? ¿Cuándo llegaron Taylor y Jeremy aquí? Jeremy me apretó el brazo con suavidad y se acercó a mi oído.

-Tranquila.-me susurró.-No dejaremos que te haga daño.

Si hubiera sido otro momento, habría sonreído. Jeremy y Taylor se estaban comportando como los sobreprotectores hermanos que nunca tuve, y eso me llenaba de una sensación cálida en el estómago. Pero este no era otro momento.

Josh tragó saliva visiblemente.

-Bien-comenzó, nervioso-Vengo para disculparme por-

-¿Difamarnos e insultarnos por Internet?-preguntó Jeremy, sarcástico.

-¿Causar el mayor drama de banda desde la separación de los Beatles?-añadió Taylor.

-Por pensar lo que pensé y publicarlo en una entrada totalmente inmadura.-finalizó Josh, ignorando a los chicos y mirándome con fijeza.

Sus ojos cafés clavados en los míos me producían mariposas en el estómago, de las malas. O al menos eso esperaba. Tuve que recordarme que él ahora era un hombre casado, que yo había tenido mi oportunidad y que lo había engañado, que me había herido más de lo que cabía esperar, que-

-¿Me perdonas?

¿Me PERDONAS? ¿En serio, Josh? Su pregunta dirigida únicamente a mí sirvió para darme el empujón furioso que necesitaba.

-¿Sólo a mí me lo preguntas, Farro? No ignores a Jeremy y Taylor. Somos una banda. Cosa que tú jamás creíste.

-Jamás lo fuimos.-masculló él.

Exploté.

-¡¿Y por qué diablos te diste cuenta de ello sólo después de lo de Chad?! ¿Soy sólo yo, o eres muy selectivo? ¡Antes de The Final RIOT! no tenías ningún problema! ¡¿Qué cambió?!

Él explotó también.

 cambiaste!-rugió.-¡Tú lo arruinaste todo!

-¡Me disculpé! ¡Yo misma te confesé lo sucedido y-

-¡CALMA!-gritó Jeremy, interponiéndose entre nosotros.-Dijiste que ibas a hablar, Farro, no a gritar.

-Dile eso a Hayley.-refunfuñó él.

-Ustedes tienen que resolver sus problemas. De verdad.-dijo Taylor.

¿Soy yo, o él y Jeremy intercambiaron una sospechosa mirada de complicidad...? Demonios. Me lancé a por la puerta antes que fuera demasiado tarde, pero me topé con el brazo de Jeremy bloqueando mi camino mientras Taylor se colocaba frente a ella. Me retorcí, ansiosa por escapar.

-Tienen 48 horas.-dijo Taylor calmadamente.-Antes que vengamos a sacarlos.

Mi mandíbula se desencajó del shock. ¿Todo esto había sido planeado?

-¡TRAIDORES!-grité, indignada.

Josh trató de abrirse paso a través de Taylor, y yo me le uní, sin importarme que nuestros brazos se rozaran. Todo fuera por la supervivencia.

Jeremy me lanzó una sonrisa entre pícara y malvada.

-Lo siento, Spongebob.-me dijo, jalándome lejos de Taylor y luego procediendo a hacer lo mismo con Josh-Por tí no, Farro. Te lo mereces.

Se colocó frente a la puerta.

-¡AHORA!

Ambos saltaron fuera y la puerta se cerró tras ellos. Me lancé a por ella, tratando de abrirla antes que fuera imposible, pero... ya habían puesto llave.

Me di la vuelta lentamente para mirar mi condena.

2 comentarios:

sofia galetto dijo...

buenisimaaa!!! encerio...
quiero mas!!!!
PEEEERRRRRRFFFFFEEEECCCCCTTTTT!!! ♥♥♥ AJAJAJAJA
besososososo ♥

Pao Del Cid dijo...

¡¡Muchas gracias!! :DDDD
-Pao