Gaticornios

miércoles, 18 de julio de 2012

Recordando (Parte Cuatro)

 Avril se sentía observada. Extrañamente, no la incomodaba, es más, se sentía comfortada. "Mac". El nombre apareció de la nada en su cabeza. Ella frunció el ceño. No conocía a ningun Mac. El único chico que conocía se llamaba Seth... Alguien pasó su mano enfrente de su cara varias veces.
-Colt!- una de las otras camareras de la cafetería la llamó- ¿Has vuelto de la Luna? Porque tenemos clientes, y hay que atenderlos.
La campanilla sonó indicando que entraba alguien más, y el aroma que entró con ese alguien dejó a Avril embobada. Bosque... Pino... lluvia, y un toque de café y canela. Avril amaba el café y la canela, qué decir del bosque, la lluvia y los pinos. Sabía que su agudo olfato no era normal, Seth se lo había dicho. Saliendo de su ensoñación, Avril tomó la libreta de notas y se dirigió a la mesa del nuevo cliente.
-¿Puedo tomar su orden?
-Eh, sí. ¿Qué café me recomienda?
Ésa voz... Avril alzó la vista para encontrarse con los ojos más hermosos que había visto en su vida. Jadeó. Esos ojos... sólo los había visto una vez, en sueños. Era el muchacho con el que soñaba diariamente.
-Emmm...-tartamudeó- Sí, el capuccino mocca es muy bueno...
Mac sonrió para sus adentros. Sí, tenía el efecto esperado en ella. Al siguiente punto. Fijó sus penetrantes ojos con los de Avril, pensando específicamente en aumentar el efecto. La libreta de anotaciones cayó al piso, y ambos se agacharon para recogerla al mismo tiempo, rozando las manos. Avril se congeló. Recuerdos- ¿o eran sueños?- inundaron su mente.
Mac.Mac.Mac.Mac.Mac.Mac.
-Imposible...- murmuró, hipnotizada. Se levantó y trató de parecer normal. Empezaba a ver luces danzantes enfrente de ella.
-Entonces, un mocca será...- dijo. Mac le sonrió. Entonces Avril cayó desmayada.
La cafetería estalló en caos, y la camarera que había sacado a Avril de su anterior ensoñación se apresuró a ayudarla. El cliente la atrapó y le tomó el pulso con tal preocupación que la camarera empezó a sospechar que se conocían.
-Está bien?- preguntó, preocupado. Mac no sabía de medicina.- Habrá que llevarla al hospital?
Levantó a Avril en brazos y buscó un lugar para acomodarla. La camarera sintió celos. ¿Porqué el cliente apuesto no se fijaba en ella? Sonrió coquetamente.
-No lo creo.
Al contacto de Mac, Avril se despertó violentamente. Hizo lo único coherente que se le pudo ocurrir: pellizcarse para ver si era un sueño. No lo era.
-Avril!- Seth apareció gritando en la puerta. Sus ojos se fijaron en el muchacho sosteniendo a Avril, y gruño con ira.
La había encontrado. Y él no llegó a tiempo para llevársela.
--------------------------------------------------------------------
Wuu! Otra parte lista. Y larga. Creo que serán una o dos más... no lo sé con exactitud. Bueno, debo decir que estoy aterrada. Se me ocurrió la "ultragenial" idea de buscar leyendas urbanas sobre las películas y caricaturas... y no lo volveré a hacer jamás. JAMÁS. Algunas no me asustaron pero luego leí "El suicidio de Calamardo"- que me aterró casi tanto como el de Mickey Mouse- y "El pato Lucas Asesino". Estoy aterrada hasta la médula. Lo primero que hice después de leer este último, fué persignarme y prometer no volver a buscar esas barrabasadas. Es que después de que el tipo de la tienda viera el video el jefe amaneció decapitado como las víctimas del Pato... Señor, estoy aterradísima. Eso me pasa por buscar esas cosas. No lo vuelvo a hacer.

-Pao

2 comentarios:

Aria dijo...

Jaja xD si yo también he leído historias o cosas parecidas que me han dejado aterrada jeje xD
Ya quiero saber que pasara en la otra parte!!
Un besoxD

Melodie dijo...

Hola! jaja a mi no me gusta leer historias de terror, porque con lo miedosa que soy todos los dias estuviera debajo de mi cama :P jaja xD.
Con respecto a esta parte me encanto!!!! jaja ya quiero saber que pasara!! xD
Besos!!